UGT quiere que cesen las ilegalidades en Sargadelos

UGT FICA Galicia muestra su rechazo a la actitud que el administrador único de mantuvo en la última reunión celebrada en el Consello Galego de Relacións Laborais, para intentar normalizar las relaciones laborales en .

En esta reunión el accionista mayoritario de Sargadelos lo único que pretendió fue que tanto la como la propia Xunta aceptaran propuestas al margen de la ley, con la única intención de vulnerar los fundamentales de las trabajadoras y trabajadores de Sargadelos y, en especial, con la delegada de en la que centra toda su ira, por ser ésta la única trabajadora y delegada de personal que defiende los derechos colectivos de sus compañeras y compañeros.

No deja de ser sorprendente que en un centro de que tiene 262 requerimientos de la Inspección de Trabajo, se le permita a su máximo accionista seguir campando a su “libre albedrío” y actuando al margen de la ley sin que nada ocurra. En este caso entendemos que la Administración tiene que decir algo y actuar en consecuencia, ¿o solo está para dar subvenciones a empresas con este modelo de gestión cavernario?

Mientras tanto las medidas de seguridad se deterioran, los permisos por paternidad no se cumplen y todo esto ocurre en una empresa que el insigne Isaac Díaz Pardo hizo punta de lanza, emblema y referente de la cultura gallega y del galleguismo.

¿Alguien en su sano juicio puede creer que los problemas de Sargadelos son originados por una trabajadora y delegada de UGT que lo único que hace es trabajar y defender al resto de compañeras y compañeros? El problema de Sargadelos es tener al frente de su dirección a una persona cuyo objetivo es hacer del machismo, la vejación y los malos modos, el modelo laboral encaminado al sometimiento y opresión laboral de los trabajadores y trabajadoras que con sus manos hacen un trabajo que fue el eje fundacional de Sargadelos.

El autodenominado “patrón” debe saber que la dignidad y coherencia de Rogelia Mariña no está a la venta, ni la acción sindical de UGT en Sargadelos, en defensa de las trabajadoras y trabajadores, ni la apuesta por la viabilidad de Sargadelos tampoco. Es por ello que utilizaremos todos los medios legales, judiciales y sindicales a nuestro alcance. También nos preguntamos si el resto de actores de este conflicto van a seguir de perfil mientras el “patrón” utiliza a las trabajadoras y trabajadores como rehenes para la práctica de su despotismo.

Deja un comentario